EL AZAR

Destacado

 

El comandante bajaba las escaleras del avión, seguido de su primer oficial y el resto de la tripulación, con la mirada perdida, intentando recordar con precisión lo que había ocurrido, su cara tenía el color de la cera, un pálido extraño de describir. Como un androide se dirigió hasta el transporte que debía llevarlos hasta el hotel, el silencio duró los cuarenta y cinco minutos de trayecto. Mientras el buscaba la explicación e intentaba repasar lo que había sucedido aquella noche.

El huracán Earl, había sido su maldito mal sueño o pesadilla, repasaba con la atención de quien a sufrido una amarga experiencia como podía evitarlo en un futuro o como lo hubiera podido evitar, pero sabía que no podía evitarlo que si estaban todos vivos es porque el azar, es el seudónimo de Dios, cuando no quiere firmar.

La aproximación a Punta Cana era rumbo a la pista 27, eran las 18,30 horas locales, el radar le indicaba cumulunimbus en paralelo a la pista, el huracán se desplazaba en sentido Este- Oeste, venía desde San Juan de Puerto Rico y se dirigía hasta Cancún y la Habana, pero no iba a pasar por allí y dejarlo aterrizar normalmente, quería dejarle un pequeño recuerdo de lo malo que puede ser Earl, cuando se encabrita.

Antes de la aproximación final se alejó ante ,tal bienvenida que le aguardaba, 25 millas de la pista y empezó su odisea a 23 millas de la cabecera de pista. A 3.000pies interceptó el localizador, interceptando la senda de aproximación final, pero de repente perdió el contacto con la pista.

El viento se puso soplando de cola entre 15 nudos y rachas de 35 nudos, con una turbulencia extrema, llegando a mínimos decidió frustrar la toma .

Dio orden en cabina sin dejar un momento de actuar Go Around Trust y tren de aterrizaje arriba, con flaps on Schedule, en ese momento estaba a 1.200pies de altura. De repente fue azotado por un viento huracanado  de corriente descendente, que no fue detectado por ningún instrumento del avión.

Empezó a bajar la aeronave cuando lo tenía en actitud de ascenso , ambos pilotos tiraban de los mandos a la vez y les llegaban hasta el pecho, pero el avión seguía bajando, de los originales , 1.200 pies , veía que su altímetro pasaba por 800pies, 600 y 500 y justo cuando llegó a los 400 pies y que la velocidad oscilaba entre los 85 nudos y los 315 nudos de este inesperado fenómeno que transcurrió en no más de 40 o 60 segundos el avión empezó a subir de nuevo entre fuertes turbulencias, de cualquier forma él estaba seguro que se estrellaba, cuando ya el avión volvió ha alcanzar los 1.200 pies el avión se levanto como un cohete espoleado por la potencia de sus motores, después de haber sido retenido con una mano invisible que además de retenerle lo hundía hacia el suelo, como un niño cuando lanza un juguete al suelo y queda roto en mil pedazos.

Lo intentó de nuevo esta vez sin mayores problemas, parece que Earl, consideró que ya lo había hecho sufrir bastante.

TOMAS CANO

Anuncios

LA VIDA ES IMPORTANTE

A quienes precisan acordarse que cada dia de la vida tiene que ser transcendental.
“Vivir es lo más raro de este mundo, pues la mayoría de las personas no hacemos otra cosa que existir” (Oscar Wilde)
Se ha preguntado alguna vez ¡ lo largo que es el silencio cuando somos chicos¡.
Todos debemos soñar. Soñamos con darnos esperanza y nuestra vida tiene sentido. Dejar de soñar, bueno, es como decir que nunca puedes cambiar tu destino.

LA DUQUESA

Después de despegar por la tarde de La Carlota en Caracas me dirigí a Cap Haitien, para luego finalizar mi viaje de noche en Boca Ratón, Florida.
El avión era un Beechcraft, bimotor, que le llamaban La Duquesa, magnífica máquina con la que conviví esta aventura real.
El motor izquierdo me daba algún que otro pequeño dolor de cabeza durante todo el vuelo, pero para mí todo iba bien, estaba dentro de de parámetros.
Llegué a Cap Haitien, fue normal, reposté combustible, regresé de nuevo a mi avión, y partí hacia Boca Ratón, lo que me pasó después es que me metí en Boca “y perdí largamente el Ratón”. A medida que volaba con rumbo 350 hacia el norte sur de Florida empecé a encontrar las primeras nubes altas y como ” el cielo es el espacio de los dioses”; aquella tarde noche empezó a complicarse ya que el camino no iba a ser propicio, pues me esperaban unas nubes nada cariñosas, entre los pilotos, son los stratus, los cúmulos, cumulunimbus y en especial el nimbo-stratus, una nube horizontal que lleva la lluvia, el hielo y un largo etc.
Volaba sobre el Océano Atlántico a unos 3.000 metros de altura en una noche cerrada, cuando el motor izquierdo dejó de funcionar. De pronto todo empezó a fallar debido a la tormenta, el transponder, el radar, hasta que me quedé prácticamente volando con un solo equipo de radio, mi horizonte artificial y poco más. Me había adentrado en una tormenta perfecta, el ruido del agua y el hielo era ensordecedor. Con la única radio que me quedaba empecé a llamar en 121. 5 a Miami, por el canal de emergencias.
May Day, May Day, aquí YN8003N, repetía frenético, cuando mi alma ya no estaba en el cuerpo, me contestó Miami Control, le expliqué mi pobre y triste situación. Recuerdo aún hoy la primera pregunta que me hicieron, ¿Que problema tienes amigo?. Una vez les explico mi aventura de repente me indica el control que gire 90º grados a la derecha y les pregunto; ¿Oigan me mandan mar adentro?. Y su respuesta fue “Dont worry folk”. Pienso, ¡ que no me preocupe Dios mio¡. Estos no saben como estoy, me voy a matar, si esto es morir no es de mi agrado. De nuevo me llaman y me dicen que vire 180º grados con lo que invierto el curso del vuelo y pienso el doble de tiempo para encontrar algún sitio dónde refigiarme de esta que me esta cayendo. De nuevo se ponen en contacto conmigo y me dicen que ponga rumbo norte y a los dos minutos, me dicen ; ” I catch you”. Mi corazón baja por unos momentos de pulsaciones, porque los siento en el cuello.
De nuevo me llaman y me dicen que en 22 minutos tendré un avión a mi lado, yo no entiendo nada; ¿ Que era eso de de que iba a tener un avión a mi costado?. En fin esos minutos fueron eternos.
Como un reloj suizo a los 22 minutos el control me llama de nuevo y me dice:
¡Eh are you there?. Gracias a la fortuna sigo aquí y acto seguido me responden; ” No se preocupe todo irá bien”. El control me vuelve a llamar; ¿Has visto el avión”, me preguntan, a lo que empiezo a escudriñar la noche intentando ver algo, hasta que al paso de una nube me encuentro con mi salvador. Un avión de US COAST GUARD. Blanco, todavía hoy lo veo con una raya roja en el fuselaje, todas las luces encendidas. Los pilotos con cascos blancos y viseras verdes. ¿Cómo un avión AVRO redujo velocidad y se puso a volar a mi lado?. Me lo sigo preguntando, Rapidamente llamé a Miami, para decirles que por fin los veía, a lo que me contestaron. “Pase a frecuencia del avión”, así lo hice les llamé . Lo primero que me dijeron fue ¿Eh, como te va?. y yo contesté “sobreviviendo”. Y unas fantásticas palabras empezaron a devolverme la capacidad de creer que iba a salir de esta. “If you go into the water you will never wet your shoes”.
El trayectoduró tres horas entre una intensa tormenta, pero mi ángel de la guarda siguió a mi lado como si nada importara, más que salvar a una sola persona y el pobre avión, en el que iba. Pero yo pensé será tal vez porque se llama La Duquesa. Me dejaron en la costa de Florida, Cuando estuve volando sobre tierra me pasaron a Miami Center, y a base de diferentes vectores o rumbos, me dejaron en la aproximación ILS de Boca Ratón. Y nunca me sentí tan felíz de oir las palabras; “Clear to land, welcome”.
Siempre me he preguntado como serían las caras de aquellos cascos, con viseras verdes, que estuvieron conmigo tres horas, hasta que estuve a salvo. Pero lo que nunca he olvidado , no podré olvidar, es lo que me pasó, y como la profesionalidad y la humanidad que encontré aquella noche, sobre el Océano Atlántico. Al final se hizo realidad, para mi que Dios había dado órdenes a sus ángeles de protegerme en todos mis caminos.

LA DUQUESA

Después de despegar por la tarde de La Carlota en Caracas me dirigí a Cap Haitien, para luego finalizar mi viaje de noche en Boca Ratón, Florida.
El avión era un Beechcraft, bimotor, que le llamaban La Duquesa, magnífica máquina con la que conviví esta aventura real.
El motor izquierdo me daba algún que otro pequeño dolor de cabeza durante todo el vuelo, pero para mí todo iba bien, estaba dentro de de parámetros.
Llegué a Cap Haitien, fue normal, reposté combustible, regresé de nuevo a mi avión, y partí hacia Boca Ratón, lo que me pasó después es que me metí en Boca “y perdí largamente el Ratón”. A medida que volaba con rumbo 350 hacia el norte sur de Florida empecé a encontrar las primeras nubes altas y como ” el cielo es el espacio de los dioses”; aquella tarde noche empezó a complicarse ya que el camino no iba a ser propicio, pues me esperaban unas nubes nada cariñosas, entre los pilotos, son los stratus, los cúmulos, cumulunimbus y en especial el nimbo-stratus, una nube horizontal que lleva la lluvia, el hielo y un largo etc.
Volaba sobre el Océano Atlántico a unos 3.000 metros de altura en una noche cerrada, cuando el motor izquierdo dejó de funcionar. De pronto todo empezó a fallar debido a la tormenta, el transponder, el radar, hasta que me quedé prácticamente volando con un solo equipo de radio, mi horizonte artificial y poco más. Me había adentrado en una tormenta perfecta, el ruido del agua y el hielo era ensordecedor. Con la única radio que me quedaba empecé a llamar en 121. 5 a Miami, por el canal de emergencias.
May Day, May Day, aquí YN8003N, repetía frenético, cuando mi alma ya no estaba en el cuerpo, me contestó Miami Control, le expliqué mi pobre y triste situación. Recuerdo aún hoy la primera pregunta que me hicieron, ¿Que problema tienes amigo?. Una vez les explico mi aventura de repente me indica el control que gire 90º grados a la derecha y les pregunto; ¿Oigan me mandan mar adentro?. Y su respuesta fue “Dont worry folk”. Pienso, ¡ que no me preocupe Dios mio¡. Estos no saben como estoy, me voy a matar, si esto es morir no es de mi agrado. De nuevo me llaman y me dicen que vire 180º grados con lo que invierto el curso del vuelo y pienso el doble de tiempo para encontrar algún sitio dónde refigiarme de esta que me esta cayendo. De nuevo se ponen en contacto conmigo y me dicen que ponga rumbo norte y a los dos minutos, me dicen ; ” I catch you”. Mi corazón baja por unos momentos de pulsaciones, porque los siento en el cuello.
De nuevo me llaman y me dicen que en 22 minutos tendré un avión a mi lado, yo no entiendo nada; ¿ Que era eso de de que iba a tener un avión a mi costado?. En fin esos minutos fueron eternos.
Como un reloj suizo a los 22 minutos el control me llama de nuevo y me dice:
¡Eh are you there?. Gracias a la fortuna sigo aquí y acto seguido me responden; ” No se preocupe todo irá bien”. El control me vuelve a llamar; ¿Has visto el avión”, me preguntan, a lo que empiezo a escudriñar la noche intentando ver algo, hasta que al paso de una nube me encuentro con mi salvador. Un avión de US COAST GUARD. Blanco, todavía hoy lo veo con una raya roja en el fuselaje, todas las luces encendidas. Los pilotos con cascos blancos y viseras verdes. ¿Cómo un avión AVRO redujo velocidad y se puso a volar a mi lado?. Me lo sigo preguntando, Rapidamente llamé a Miami, para decirles que por fin los veía, a lo que me contestaron. “Pase a frecuencia del avión”, así lo hice les llamé . Lo primero que me dijeron fue ¿Eh, como te va?. y yo contesté “sobreviviendo”. Y unas fantásticas palabras empezaron a devolverme la capacidad de creer que iba a salir de esta. “If you go into the water you will never wet your shoes”.
El trayectoduró tres horas entre una intensa tormenta, pero mi ángel de la guarda siguió a mi lado como si nada importara, más que salvar a una sola persona y el pobre avión, en el que iba. Pero yo pensé será tal vez porque se llama La Duquesa. Me dejaron en la costa de Florida, Cuando estuve volando sobre tierra me pasaron a Miami Center, y a base de diferentes vectores o rumbos, me dejaron en la aproximación ILS de Boca Ratón. Y nunca me sentí tan felíz de oir las palabras; “Clear to land, welcome”.
Siempre me he preguntado como serían las caras de aquellos cascos, con viseras verdes, que estuvieron conmigo tres horas, hasta que estuve a salvo. Pero lo que nunca he olvidado , no podré olvidar, es lo que me pasó, y como la profesionalidad y la humanidad que encontré aquella noche, sobre el Océano Atlántico. Al final se hizo realidad, para mi que Dios había dado órdenes a sus ángeles de protegerme en todos mis caminos.

SUEÑO HACE TIEMPO

Sueño hace ya tiempo
Cuando había esperanza y vivir valía la pena
Soñé que el amor no moriría nunca
Soñé que Dios perdonaría

Entonces era joven y valiente
Y se hacían, se usaban y se desperdiciaban sueños
No había rescates que pagar
Ni canciones sin cantar, ni vino sin probar

Pero los tigres vienen de noche
Con sus voces estruendosas
Al igual que te arrancan la ilusión
Vuelven tu sueño en vergüenza (VICTOR HUGO)

No hay futuro, no hay más pasado,
ni raíces ni frutos, flores pasajeras solo.
Túmbate tranquila, túmbate tranquila y la noche perdurará,
silenciosa y oscura, no por un espacio de horas,
sino eternamente. Déjame olvidar
todo menos tu perfume, todas las noches menos esta,
la pena, el infructuoso llanto, el pesar.
Solo túmbate tranquila: este lánguido y suave embeleso
florecerá al borde del sueño y se esparcirá,
hasta que no haya nada más que tú y yo
abrazados en un silencio intemporal. Mas como
el que, condenado a morir, por la mañana estará muerto,
yo sé, aunque la noche parezca eterna, que el cielo
ha de iluminarse pronto antes del sol del mañana.(Aldous Huxley)

VICTOR HUGO

No preguntéis su nombre a quien os pide asilo. Precisamente quien más necesidad tiene de asilo es el que tiene más dificultad en decir su nombre.”

“A los que ignoran, enseñadles todo lo que podáis; la sociedad es culpable de no dar enseñanza gratis: es responsable de la noche que produce.

Este alma está llena de sombras, y allí se comete el pecado. El culpable no es quien ha cometido el pecado, sino aquél que ha hecho la sombra.”

“La dicha suprema de la vida es la convicción de que somos amados, amados por nosotros mismos; mejor dicho amados a pesar de nosotros.”.

“Hay en el mundo dos clases de seres que se estremecen profundamente: la madre que encuentra a su hijo perdido, y el tigre que encuentra su presa.”.

“Creyendo que no era amado, no amaba.”

“Los que padecéis porque amáis, amad más aún. Morir de amor es vivir.”.

“La pupila se dilata en las tinieblas, y concluye por percibir claridad, del mismo modo que el alma se dilata en la desgracia, y termina por encontrar en ella a Dios.

“El llanto es una de las formas de la suprema dicha.”

 

LA PRESENCIA

Al entrar en la tormenta el azul del cielo fue desapareciendo hasta convertirse en un negro absoluto.. No había luz capaz de penetrarla, de hecho, tuve que encender todas las luces de cabina para poder distinguir los instrumentos, Una fuerte sacudida me hizo poner toda mi atención en la tormenta, pero, de pronto, sentí una “Presencia” a bordo. Seguía volando y tenía esa sensación de sentir el aliento de que alguien que no ves ni sabes quien es, respirando en tu nuca, Al mirar hacia mi derecha el asiento del copiloto estaba vacío, de pronto una especie de “sombra” empezó a moverse lentamente. estaba ahí sentada, era mi copiloto.
. Tenía el tamaño de un hombre adulto alto y fuerte, pero no le podía ver. Lo que veía o me permitía ver, era su contorno. Tenía forma de un hábito de monje, negro, largo hasta los pies. Tenía una capucha también negra con forma cónica y un óvalo donde tenía que estar la cara Pero no había cara, ni pies, ni manos. Solamente su forma nítida, inmóvil, impasible. No se movió en ningún momento, ni giró la cabeza. Daba la impresión de que sabía perfectamente donde estaba y estaba sereno e inmóvil, como esperando, pero ¿esperando a que?
De pronto, la idea de La Muerte me cruzó por la cabeza se quedó acompañándome un rato mas y de repente, tal y como había aparecido, se fue.

La turbulencia, remitía y las nubes, poco a poco iban aclarando. El negro empezó a tornarse en gris y el gris en nubes blancas y el azul del cielo se veía por momentos. La muerte y su hábito, tal vez me alcance la próxima vez

TOMAS CANO

LETTER TO UNKNOWN PERSSON

I trust this finds you well.
Although you already have in your possession a copy of my CV, these rarely reflect the soul of the person involved so I am taking the liberty of forwarding these lines to provide a better idea of my background:

At four years old I was taken in to care. I do not know the reason and I was too young to ask why.

There I learnt what was important in life: to have faith and hope, to be positive , to have a dream and believe that dream would come true, happiness and love.

At twelve years old, having read the adventures of Tin Tin by the author Herge, I left the orphanage and dreamt of being a pilot.

My first job was in a great company in its day called SPANTAX. There I learnt how to load and unload suitcases and later became their Station Manager.

It was a wonderful time but I also had some very dramatic experiences such as the Pan Am and KLM disaster in Tenerife where I was based at the time. I rescued some of the survivors and assisted Major Owen of the USA Air Force during the evacuation of the injured.

Following this I became Deputy Managing Director of HISPANIA Airlines. It was a time of turmoil in Spain and managing an airline was a great challenge. Whilst the Managing Director was alive it continued to be a great challenge of which I am very proud .

In 1985 I was presented with the greatest project in my life: to create AIR EUROPA. It was an arduous and difficult task for a young man who had been educated in an orphanage. I would not have achieved this had it not been for the fact that I chose and surrounded myself with people who were far more experienced than I. They were exceptional years and today I feel very proud of what we achieved and what the current owners have done.

Over 5 years later I joined Oasis International Hotels where I held the position of Vice President of the Aviation Division. This was another great challenge as I had to create and consolidate an airline in Mexico: AEROCANCUN, and another in Atlanta, USA: PRIVATE JET. At the same time I also had the responsibility of consolidating OASIS Airlines in Spain. It was a huge challenge but unfortunately the owners did not have the capacity or the enthusiasm to carry out a project of such magnitude.

In 1993 I created what was for me, the jewel in the crown and the pinnacle of my career: CENTENNIAL AIRLINES. Sadly the internal feuds and lack of funds made the company collapse like a pack of cards.

Air Madrid, Airclass and Aerosur in Bolivia were of less importance; their owners lacked faith and enthusiasm.

When I hear that one should work only eight hours a day and if more are necessary there is something wrong, I always give the example of a writer or an artist who work perhaps for 12 or 16 hours. For me aviation is the same. Work and loving what you do … although in some ways this causes a rift in family life. However, when I lost everything in Centennial everyone abandoned me except my family – who I had previously relegated to second place. They looked after me and I learnt what true love really is.

Years have gone by, away from everything, thanks to those who wanted me out of the industry but the memory remains of the errors and successes.

It is said that experience is gained from learning from your mistakes.

In spite of everything I would come back and do it all again. There is not an industry in the world that demands more of your life than aviation. I do not know whether I have done it badly or well but I have done it because I love the aviation industry and will die loving the industry.

What are my regrets? The loneliness, when you can no longer help anyone and nobody needs you. However I need to continue in this profession because I love it. I love everything about it, good or bad: its aggressiveness, the constant fight to survive, which I learnt as a child. I love those who have worked with me, those who became pilots in the companies I worked in, and all those who were at my side for so many years. I forgive my enemies as they have made me accept my faults.

It is possible to love something which destroys you and your dignity when you fail but you always have to love what you do.

I would like say to youngsters today that if it was possible for an orphan to be capable of making and creating airlines with very few resources, then they can do the same – providing they have faith.

I would one day like to be able to teach what the aeronautical industry is, not to explain what one has to do, quite the opposite; to explain what must not be done and to publicly admit my errors with humility .

PORCO ROSSO

La aviación, que tanto anhelo y tesón que tanto sudor y sacrifico le he  dedicado con aciertos y errores en  mi vida tiene sus “Sombras”. Y sus “Luces” la película Porco Rosso del japonés Hayao Mayazaki, es la luz en un mundo a veces turbio. Y recomiendo vivamente que tanto a los amantes y apasionados de la aviación como los que no lo sean, contemplen acompañados de sus hijos una película imborrable.
Después de estar posteriormente de mi inicio profesional en  los años noventa en una compañía o grupo de compañías dónde tuve la oportunidad de dirigir y crear Privat Jet, compañía, estadounidense que posteriormente se convirtió en Valujet, y que sufrió un terrible accidente en Miami.

O por ejemplo otra en Mexico y otra en Europa, han sido el lado sombrio de mi vida. Recuerdo como un día descubrí a través del departamento de seguridad que teníamos escuchas en los teléfonos todos los empleados de cierto nivel .
Cada vez que me enfrentado a las traiciones y conspiraciones, contiendas,  y pendencia  dentro de las empresas de aviación, al llegar a casa no he dejado de sentarme comodamente en el sillon de casa y ver la película una y otra vez de Porco Rosso. Por que en ella hay una y mil batallas aéreas, pero sobre todo una batalla abierta, llana  contra el totalitarismo y el fascismo. Que muchas empresas aéreas o no cultivan diariamente.
Porco Rosso es una obra digna de haberla escrito Antoine de Saint Exupery, pero en esta ocasión es obra de Hayao Mayazaki, un amante de la aviación y un aviador.

Es una aventura loca de aviones y aviadores, algunos bucaneros, pero que al final con la batalla entre Porco Rosso y Donald Curtis, estimula, incita e impulsa a seguir amando y verenando  la aviación

LA AVIACION ES VIDA

Subo embebido en mis pensamientos al avión. Como si fuera un autómata me dirijo a mi asiento , me acomodo y cierro los ojos. No puedo dejar de pensar que la aviación es VIDA, y todo cuanto yo amo.

Será tal vez una excusa para con mis hijas que poco las veo, crecen sin uno darse cuenta, ya no puedo jugar con ellas son mujeres. Sin embargo amo mi trabajo y sigo pensando que la aviación es VIDA.

Quien no ha estado alguna vez en un aeropuerto, ese edificio de hierro y cemento está vivo y jamás duerme. Su sangre son los miles de seres de distintas razas, que por espacio de un breve tiempo conviven en él .

La aviación es VIDA, eso dice una hermosa niña en su lecho de muerte, en el rincón mas inhóspito de la tierra. Si hija le susurra el padre, por fin volverás a jugar como antes, ya llega el pájaro de hierro con tu salvación, pronto estarás buena.

La aviación es VIDA, porque sus raices están regadas por la sangre de muchos. Son tantos, que cuando los cuento me entristece, porque sin darme cuenta, entre ellos están algunos amigos.

Si tantos han dado por ello su sangre, porque no debo darle yo mi vida.