Etiquetas

Lo de Vueling es uno de los culebrones más interesantes del sector aéreo español. La  marcha del equipo fundador y responsable de la gestión ha sido un revés tremendo para la aerolínea pero peor es, a mi modo de ver, tener socios dentro de una compañía aérea que no tienen nada que ver con el transporte aéreo. Primero porque no saben qué hacen ahí y además, no entienden el negocio.

No cabe duda de que Planeta es un gran grupo editorial, pero deberían rodearse de profesionales en lugar de políticos y escritores.Con estos mimbres es mejor tocar a retirada e intentar unirse al más fuerte: Iberia-Clickair.

La vida, por sí misma, implica pasión, fe, duda y coraje, cualidades de las que carecen los socios actuales, que lo que sí intentarán es especular en bolsa para al menos recuperar parte de lo que han invertido.

No sé si ustedes se han preguntado alguna vez por qué cada vez que hay que mover un piano todo el mundo se ofrece a llevar la banqueta. Esto es lo que hace Planeta en estos momentos. Espero que la jugada les salga bien, pero también es un aviso para navegantes: cuando quieras montar una compañía aérea, no basta con tener socios con nombre de premio literario.

Anuncios