Etiquetas

El Rey persa Artajerjes, siempre llamó al pirata Tenistocles  la serpiente griega.Hablando de serpientes, este sector aéreo no deja de sorprenderme y hacerme sonreír constantemente; probablemente esta sea una de las muchas razones para continuar en él. El pirata de esta historia igual que Tenistocles, es ese elemento de mirada extraviada, debido a su estrabismo.

Sigue como si nada ocurriera a su alrededor, poniendo a caldo a todo aquel que osa destacar en el sector  ya sea por sus aciertos o fracasos en un triste y tétrico panfleto que publica cada mes. Lo que me cuesta entender es que personas de prestigio en el sector como el antiguo propietario de Air Madrid, le sigan encubriendo en sus fechorías como la de Air Asturias o la propia Air Madrid, siendo uno de los causantes del fiasco más grande producido jamás en España.

Pero éste insustancial continúa descalificando a todo el mundo. No dejarán de estar de acuerdo conmigo que deberíamos hacerlo socio honorífico del Club de los Zánganos, miembros todos ellos que por naturaleza reúnen las siguientes condiciones: son vagos, perezosos, torpes o tontos .En fin dejemos que siga actuando porque al menos podemos sonreírnos de vez en cuando.

El sector aéreo, está como las serpientes, y no de verano que digamos. Están desapareciendo compañías, otras están en el candelero, pero me llama la atención las palabras del presidente de una línea aérea , que dijo recientemente que el sector lo iba a pasar muy mal, menos su empresa, claro.

Lo que no dijo es que su equipo directivo ha hundido a otra simplemente por razones personales, empezando por un directivo, además de piloto ferviente sindicalista en un tiempo y ahora se dedica con otros directivos simplemente a intentar hacer desaparecer a otra aerolínea pequeña. Vergonzoso todo lo de esta empresa aérea y sus acólitos.

Recuerdo que un día, este mismo presidente, me envió un email para decirme que había leído un artículo mío y que le parecía apocalíptico, y lo cierto es que no preveo lo que vendrá, sino que intento reflejar lo que él y otros muchos como el amigo de mirada extraña ven todas las mañanas cuando se miran al espejo.

Anuncios