El reloj de una vida
Como pasan los minutos, las horas, los días, las semanas.
¿Por qué no te paras tiempo?; Como cuando uno contempla las viejas fotos, de repente tiene la sensación de que el tiempo para y retrocede, como si el reloj cesara de marcar los tiempos.
Dame tiempo para pensar lo que ha sido mi vida, para contemplar simplemente los rizos que forman las olas de la mar.
¿Por qué la manecilla de mi reloj no ceja de contar mis minutos?
¡ OH tiempo ¡, dame una tregua déjame pensar en lo que soy, lo que he sido, aquello que hecho; no me sigas castigando, con tu afán de contar mis minutos.
Si son mis minutos, mis horas, mis días, ¿por qué no puedo pararlos? ; ¿por qué OH tiempo me empujas?. No me gusta hacía dónde me empujas , eres injusto conmigo, con todos. Déjame que pare mi tiempo, para que tenga tiempo de prepararme para cuando mi reloj, siga contando los minutos, aunque nunca más sean los míos.
Tomas Cano

Anuncios