CONSPIRACION PARA LA DESTRUCCION DE UNA LINEA AREA
Esta historia que les cuento hoy, es real, y lo escribo porque no me importa decirlo ha mi edad, no daré nombres esta situación que viví.

Hay que remontarse a los años noventa, después de arduas negociaciones , se decide crear una línea aérea, se crea la sociedad y cuando estamos todos en la Notaría, de los 300 millones de pesetas de capital social, solo se aporta 75 millones, el resto hasta los 300 millones se hace un crédito pignorado, fondos estos últimos que no se pueden tocar. Gracias al Vicepresidente de un Banco consigo con mi aval personal traer los aviones.
Recuerdo la mesa de juntas de mi despacho, en los sillones, tranquilamente por el momento sentados diez hombres a los que conocía de referencia.
Se me encarga la gestión como CEO, en el primer año la compañía consigue beneficios, los cuales se reparten entre todo el Consejo, y se hace caso omiso a la falta de capitalización de la empresa y su futuro y así hasta el último año, en el que me niego a repartir dividendos y solicito de nuevo la aportación de los fondos necesarios para seguir adelante la empresa ya tenía una plantilla de 500 personas.
El consejo, salvo su Presidente niega los recursos y quiere más dinero, pero ya no queda en las arcas de la empresa.
El Presidente se enfrenta a los consejeros se produce una fuerte discusión porque el consejo se niega a firmar el libro de actas, con mi opinión. Se zarandea al Presidente, se llama al 091, pero antes de que llegue la policía, el consejo en pleno acuerda no firmar el acta, con lo que se deja a la gestión de la misma sin recursos y sin futuro y pan a todos los que componen la Empresa.
Dado que la empresa ya no da los dividendos que esperaban, deciden crear una nueva empresa aérea.
La marcha de ese Consejo destruye una empresa rentable en unas condiciones desesperadas, el personal y digo todos los colectivos aguantan hasta sin cobrar, se llega al borde de la desesperación, el CEO tiene avaladas con una banca local 800 millones de forma personal, solo se vislumbra la miseria al final del camino.
Cuando abandonan la compañía y empiezan a crear una nueva se acomete una campaña de difamación sobre la empresa, consiguiendo que los bancos cierren, los créditos antes de su vencimiento y la conspiración esta servida, solo falta algo importante desacreditar también al CEO, para ello se usa a un medio de comunicación para que durante una semana vierta todo tipo de injurias y falacias, de repente contra todo lo que significa su antigua empresa se abren contra nosotros todas las bocas de nuestros nuevos enemigos.
Se compra a alguien para que en pleno mes de Agosto en plena temporada dos motores, fallen en los aviones, la extorsión y el fraude están servidos.
En aviación cualquier idiota puede hacer dinero en los vuelos de verano, lo realmente difícil es hacer dinero en invierno.
El uso directo de la fuerza es una mala situación y solución a cualquier problema, por lo general esta practica la emplean los niños pequeños y los hombres con ansias de usar su poder para destruir.
Solo nos quedó una solución el no doblar la cabeza, mantenerla en alto y mirar al mundo a los ojos.
Así de simple o rebuscado según se mire puede uno destruir a otro o a unos colectivos que componen una Empresa, pero también de duro.
Yo sigo pensando que no importa la cantidad de datos que tenemos a nuestro alcance en una empresa, simplemente no hay nada como mirar a los ojos de un una persona y tener una conversación, cuanto podríamos conseguir con solo una conversación en esta vida
TOMAS CANO

Anuncios