DIOS NUNCA LLORA

En el transporte aéreo dónde e dedicado toda mi vida he llegado a compartir las palabras de Pedro Bonifacio, y merece la pena que todos las recordemos, todos los días las repito, para no olvidar ni una coma, y repito a mi mismo todos los días de mi vida;” si te postran diez veces, te levantas otras diez, otras cien, otras quinientas”
Procede siempre como Dios que nunca llora o como Lucifer que nunca reza.

Los que viertan sus lágrimas amantes
sobre las penas que no son sus penas;
los que olvidan el son de sus cadenas
para limar las de los otros antes;

los que van por el mundo delirantes
repartiendo su amor a manos llenas,
caen, bajo el peso de sus obras buenas,
sucios, enfermos, trágicos, sobrantes.

¡Ah! Nunca quieras remediar entuertos;
nunca sigas impulsos compasivos;
ten los garfios del Odio siempre activos
y los ojos del juez siempre despiertos…

¡y al hecharte en la caja de los muertos,
menosprecia los llantos de los vivos!

TOMAS CANO

Anuncios