IBERIA ES LA PARTE CONTRATANTE DE LA PRIMERA PARTE
En el transcurso de mi vida profesional, he aprendido que cada hombre usa zapatos diferentes. Tiene que caminar por este mundo por dónde le llevan sus zapatos. Sin embargo creo que la misión de llevar las riendas de Iberia es de un gran riesgo en este periodo que nos a tocado vivir. Desconozco dónde le llevarán los zapatos que calce Luis Gallego, responsable de la Compañía, y hombre cercano de Air Nostrum.
En mi vida profesional en el transporte aéreo he tenido una relación con Iberia, a veces difícil y otras la relación ha sido muy positiva, pero siempre he tenido un gran respeto por esa empresa y lo que significa para los que llevamos la aviación en la sangre, el referente del transporte aéreo de España.
Cada vez que recibo información sobre la compañía desde que se ha convertido en parte de IAG, es negativa, se me hace difícil comprender que en corto, medio y largo radio esta empresa no tenga perspectivas de futuro, parece que la política es hacerla desaparecer o minimizar, a un extremo totalmente inaceptable.
El equipo humano de Iberia ha sido para aquellos que hemos estado justo en el otro extremo del transporte aéreo , salvo excepciones en un punto de referencia de alta estima por su profesionalidad. Que todo esto se destruya o pretenda destruir por hombres sin escrúpulos, y con la mirada pasiva del gobierno y el tejido empresarial de nuestro País me parece una aberración.
Creo que para los ingleses lo firmado con Iberia no es más que papel mojado o como dirían los hermanos Max Iberia tiene un contrato en el que la parte contratante de la primera parte en la que esta British Airways , debe ser considerada la parte contratante de la primera parte, que es la que le da el derecho a destruir algo que al menos para los españoles tiene y tendrá un valor que ellos no llegarán a entender dada su característica fundamental que es la hipocresía.
Tomas Cano

Anuncios