LA FLOTA AÉREA ES CLAVE

Las aerolíneas estadounidenses siguen agregando capacidad de flota por la fuerte demanda a sus redes con el fin de tomar ventaja de la creciente demanda de transporte aéreo, especialmente en los mercados nacionales e internacionales como América Latina. A principios de este mes, las seis mayores aerolíneas de Estados Unidos – American, United, Delta, Southwest, JetBlue y Alaska – registraron aumentos significativos en sus capacidades de vuelo en el mes de julio. Mientras Alaska elevó su capacidad de vuelo en un 7% anual. Las cuatro aerolíneas restantes – American, Delta, Southwest y JetBlue – ampliaron sus capacidades de flota Esto ilustra claramente que el entorno de la demanda es propicio para el crecimiento, y las compañías aéreas de Estados Unidos están tratando de beneficiarse de esta creciente demanda de transporte aéreo mediante la ampliación de sus capacidades de flota.

En total, en los primeros siete meses de este año, con la excepción de Southwest, todas las principales aerolíneas estadounidenses ampliaron considerablemente sus capacidades de flota. Southwest hasta la fecha ha sido la que no a crecido, ya que está en la transición del Boeing 717. Además, la compañía de bajo coste no ha sido capaz de reemplazar estos 717s con 737 nuevos a un ritmo que le habría permitido elevar su capacidad de flota. Pero todas las otras aerolíneas no han efectuado restricción alguna de la flota, han crecido sus capacidades para aprovechar las demandas de flota en permanente crecimiento. Estas capacidades de flota superiores a su vez han aumentado el tráfico de pasajeros para todas estas líneas aéreas en este año hasta la fecha. En el trimestre de junio, las ganancias derivadas de un mayor tráfico de pasajeros tuvieron un papel clave en el crecimiento de los ingresos de todas las compañías aéreas estadounidenses.

Lo importante a señalar aquí es, si continua esta expansión de las capacidades de flota si está afectando los factores de ocupación de las aerolíneas. El factor de ocupación se refiere al porcentaje de asientos ocupados por pasajeros de pago. Si el factor de carga de una línea aérea disminuye de manera constante y significativa (es decir, la línea aérea está volando aviones vacíos), a continuación, su rentabilidad estará en juego. Sin embargo, esto no parece estar sucediendo en este momento, ya que los factores de ocupación de Delta y Southwest han aumentado en base de año a año. Mientras que los factores de ocupación de American, United, JetBlue y Alaska han disminuido sólo marginalmente sobre una base año tras año, en el mismo período. La disminución de los factores de ocupación de estas cuatro líneas aéreas ha sido menos de 1 punto, lo que indica que la industria de las aerolíneas se debe añadir capacidad al mercado de una manera disciplinada.

Las Aerolíneas tendrán que mantener la disciplina de capacidad para seguir siendo rentables

Además el aumento de capacidad desempeñó un papel fundamental para que la industria de las aerolíneas de Estados Unidos para que pudieran volver a la rentabilidad después de incurrir en enormes pérdidas desde principios de 2000 hasta 2009, en mi opinión, es absolutamente crucial para las compañías aéreas el añadir capacidad de flota con moderación en el futuro. Nos damos cuenta que las compañías aéreas deben agregar sólo la cantidad de capacidad que pueda ser absorbido por el crecimiento de la demanda. Esto permitirá a las compañías aéreas mantener sus factores de carga saludables alcanzados después de muchos años de restricción de capacidad. Factores de carga saludables a su vez ayudarán a la industria de las aerolíneas para seguir siendo rentables.

La tendencia a tener en cuenta en esta etapa es si los factores de ocupación o carga de las aerolíneas comienzan a caer a tasas superiores de 2-3 puntos (sobre una base de año a año) mes tras mes. Eso indicaría que las aerolíneas están añadiendo un exceso de capacidad. Sin embargo, eso no parece estar sucediendo hasta ahora.
TOMAS CANO

Anuncios