Ahora sabemos de manera concluyente a través de la ciencia que la energía nunca puede ser creada ni destruida y sólo podemos cambiar su forma
No podemos ser creados o destruidos
Solamente cambiamos la forma
muchos seres humanos tienen miedo a la muerte como tal, pero somos la vida eterna
Somos pura energia y nunca seremos destruidos.
Podemos olvidar a los que se han ido pero su energia permanece con nosotros.

Anuncios