¿PORQUE COMPETIR CON EL LOW COST?

Las Principales aerolíneas de toda Europa están encontrando muchas dificultades para ganar dinero en sus propios mercados naturales Air France-KLM transferirá una parte importante de sus vuelos europeos con Transavia, una aerolínea de bajo costo adquirida por KLM hace 11 años, como parte de una reestructuración importante dirigido a revertir las pérdidas en vuelos cortos . La misma estrategia se ha adoptado en Alemania con Lufthansa (LHA: GR) con la aerolínea de bajo costo Germanwings.

El abandono de la rutas europeas por las compañías de bandera globales refleja la naturaleza feroz de la competencia de tarifas en el continente, donde aerolíneas como EasyJet (EZJ: LN), Ryanair (RYAAY), y Wizz Air dominan el mercado de corto vuelo. Sus costos laborales de estos transportistas son sustancialmente más bajos que en Lufthansa, Air France y British Airways, que también tienen rutas que no tocan sus hubs.
Esta es una de las razones de que las aerolíneas estadounidenses hayan eliminado prácticamente vuelos que no implican uno de sus hubs. ¿Que significa? “Non-hub, vuelo de corta distancia y eso es un juego para las verdaderas compañías de bajo coste como Ryanair y EasyJet siempre van a ganar”.
Por ejemplo Ryanair se prepara para una ‘guerra de tarifas’ A través de Europa con la nueva flota Boeing 737MAX

Como resultado, los tres gigantes europeos han estado buscando nuevas maneras de volar en el continente sin perder dinero. El segmento de bajo costo en el mercado europeo tiene “demasiados jugadores”.

Ahí es donde entra Transavia. Su empresa matriz espera que la aerolínea con sede en Ámsterdam crecerá a 100 aviones en 2017, de los 41 de ahora, y transportar a más de 20 millones de pasajeros al año, mientras que se generarán unos 100 M € en ingresos.

La Matriz de British Airways, International Airlines Group (IAG: LN), también ha sido aplastada por la economía de los vuelos de corto a pesar de poseer una verdadera aerolínea de bajo coste Vueling con sede en Barcelona, que vuela a 131 ciudades de toda Europa. Además, IAG ha recortado empleos en su unidad de Iberia, para mejorar los rendimientos financieros.

Estas tácticas de proyectar otro tipo de vuelos y de reducción de costes han enfurecido a empleados de las aerolíneas en Europa, con tres huelgas contra Lufthansa en las últimas dos semanas. Air France, por su parte, está preparando una huelga de pilotos fijada tentativamente para comenzar el 15 de septiembre; la aerolínea ha instado a los clientes a reprogramar sus viajes.
TOMAS CANO

Anuncios