Un grupo bipartidista de 188 legisladores ha instado al Departamento de Transporte (DOT) a rechazar la oferta de la compañía noruega para aumentar los vuelos a aeropuertos en los EE UU desde Europa.

Norwegian Air está intentando tener acceso a los aeropuertos que están cubiertos por un acuerdo de cielos abiertos en los Estados Unidos y Europa mediante el registro de sus aviones en Irlanda, que es miembro de la UE.

La compañía escandinava ha dicho que va a ser capaz de ofrecer vuelos transatlánticos con precios tan bajos como 150 euros si su propuesta es aprobada por el Departamento de Transporte, donde ha estado pendiente durante la mayor parte del año, e intentan que duerma el “sueño de los justos”.

Sin embargo, un grupo de 188 legisladores firmaron una carta esta semana dirigida al secretario de Transporte, Anthony Foxx, instándolo a rechazar la oferta de Norwegian Air (NAI) porque decían que sería injusto para las aerolíneas estadounidenses que registran sus aviones en el país y cumplen con estrictas normas federales de aviación.

Han instado al DOT negar la solicitud pendiente de Norwegian. Les sigue preocupando que la concesión de la solicitud de un permiso como compañía aérea extranjera no sería de interés público y sería injusto poner a las líneas aéreas de Estados Unidos y otras europeas en desventaja competitiva. También han reiterado su convicción de que el modelo de negocio de la aerolínea escandinava no cumple con las disposiciones del acuerdo de cielos abiertos entre Estados Unidos y la Unión Europea.

Cada gran sueño comienza con un soñador. En este caso ese soñador es el CEO de la aerolínea Bjorn Kjos. Yo creo que los grandes genios son los que han mantenido su espíritu infantil y han añadido a ese espíritu amplitud de miras y experiencia. Por el bien del transporte aéreo y que continúe el monopolio de las grandes compañías, no debe este soñador negar de sus experiencias y de sus propias convicciones.

 

 

Anuncios