No se equivoca Felipe Navio, cuando se aventura como Presidente de AECA, sobre las propuestas para mejorar el transporte aéreo de España.
Pero echo de menos que como Presidente no denuncie la política de Ana Pastor nuestra Ministra de Transportes.
Que se demoren en papeleo la creación de empresas de transporte aereo, hasta once meses con lo que se limita la creación de puestos de trabajo.
Que los inspectores de AESA, no puedan hacer su trabajo correctamente no por su incapacidad sino por falta de medios, restricciones de dietas y control de gastos de sus movimientos para cumplir con su misión.
He conocido a muchos inspectores de AESA, y son tan conscientes de lo que supone restricciones de tipo económico, o falta de personal, que están atados de manos.
No es culpa de los inspectores y de la Aviación Civil, sino del propio Ministerio.
Que una compañía aerea deba esperar hasta cuatro meses para incorporar un avión es lamentable, pero las reglas las establece el Gobierno y la Comunidad Europea, malditos burócratas.

La voluntad de AESA, es que tengamos una aviación de primer orden en el País, pero lamentablemente el Gobierno o los gobiernos de España, les importa muy poco no solo la movilidad aérea, también el turismo. Falta un Ministerio de Turismo.
No me extraña que nuestro País este como está, yo le diría con todo respeto a nuestra Ministra Ana Pastor, que no hay nobleza en sentirse superior a los demás gracias a su transitoria mayoría, Sra Pastor hay que sentirse superior con uno mismo cada dia o dia a dia, eso si es nobleza, y entorpecer el transporte aéreo por no proveer los medios económicos necesarios a sus protagonistas, es una falta de estadista y de nobleza.
TOMAS CANO

Anuncios