Volar sobre la selva boliviana, es algo impresionante, tanto como volar por el Mato Grosso.

He estado durante unos dias volando con mi amigo Mauricio con su Cessna 120, ya saben que la Cessna 120 es el prototipo del Cessna Modelo 120, que realizó su primer vuelo el 28 de junio de 1945, representó un esfuerzo de la compañía por ganar una parcela del mercado de aviones ligeros privados del período de la posguerra.

Se trataba de un monoplano con cabina cerrada biplaza, con un ala alta arriostrada mediante montantes, que encabezó una serie de desarrollos cuya producción finalizó a mediados de los 80. La estructura era totalmente metálica, a excepción de las alas, recubiertas en tela; el tren de aterrizaje, fijo con rueda de cola, introducía aterrizadores principales cantilever con muelles de acero; la cabina cerrada contaba con doble mando estánda en las dos plazas dispuestas lado a lado. La planta motriz consistía en un motor Continental de 85 cv, una potencia comparativamente superior a la de los aparatos de la competencia.

Mauricio ha escrito muchos libros de poesia y tambien sobre el Che Guevara que murió en la Higuerita, en la selva boliviana,a sido toda una experiencia, algo inolvidable.

Sobre todo nuestras conversaciones, después de cada vuelo, como poeta y piloto letrado siempre tenían unas respuestas por su parte que me dejaban perplejo como un hombre sencillo podía pensar como Mauricio piensa.

Anote algunas de sus reflexiones : Honestidad, la última arte perdida entre la humanidad.

Querido , como el suele llamarme, y añadía “La peor faceta de tu éxito, es encontrar que alguien se alegre por ti”.

“Uno esta tan expuesto a la critica y a la destrucción como persona,  como a la gripe”

“Un corazón despierto es como un cielo que vierte la luz”.

“Cada cual tiene la edad en función de sus emociones”.

“Hay velas que lo alumbran todo, menos la necedad”.

“No nades en busca de nuevos horizontes, hasta que estes dispuesto a perder de vista la costa”

Le dije que me gustaban sus poemas, y sus escritos y le llame poeta, me dijo que los poetas aviadores han muerto, con Antoine Saint Exupery, aunque todavia nos queda Richard Bach.

Querido amigo la aviación será para ti Vida, pero sus poetas estan muertos, ya no hay vida en la aviación sino una forma de ganarse el sustento, me dijo.

Yo con ingenuidad le respondí , tal vez la razón de que el ser humano encuentre tan dificil ser feliz, es porque siempre ve el pasado mejor de lo que era, el presente peor de lo que es, y el futuro más incierto de lo que será, ¡ Probablemente¡; respondió, pero la felicidad se puede encontrar incluso en los tiempos más oscuros, solo hay que encender la luz que todos llevamos dentro; puede que existan otros poetas de la aviación repartidos por el mundo, ellos no lo saben porque su luz sigue apagada.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios