La importante labor de mover el mundo hacia adelante, no puede esperar a que se haga solo por los hombres perfectos.
Yo soy un hombre inperfecto, que amo la aviación, la vivo diariamente, a veces en soledad otras entre la muchedumbre, estimo a todos aquellos que viven de ella ya sean pilotos, TCP´s, TMA, simples personas que cargan maletas, proveen de combustible los aviones, acercan las pasarelas a las puertas de los aviones, es un mundo que a pesar de los ignorantes y sencillos que pueden ser crueles, al final solo al final queda en todos nosotros inprecnado el olor a queroseno.
Que decir del piloto: “Yo soy el hijo de la tierra y el agua y el niño de pecho del cielo.
Y cuando mis alas se agitan los rocios se despiertan”.
Que decirles a los empresarios que no cuidan de su mejor herramienta, el ser humano: Estar atentos, ya que nada que se logra en esta vida, dura por siempre.
En fin no puedes en esta vida obligarte a ti mismo a sentir algo que no sientes, pero si puedes obligarte a hacer el bien, a pesar de lo que sientes.
El sector del transporte aéreo español, a padecido del ego de sus lideres, porque su ego le manda el mensaje que solo el tiene las respuestas y solo existe una forma de hacer las cosas, que es solo la suya, quien de sus empleados se verá con coraje para perseguir un cambio o una innovación.

Yo mirando atrás tengo que lamentar que demasiado a menudo, las cosas que amé, y a los que amé, nunca les dije lo que sentía, por eso escribo para remediarlo.
TOMAS CANO

Anuncios