El próximo escenario que vamos a vivir en el transporte europeo, son las alianzas
entre las compañías low-cost y posiblemente las flagcarriers ,Ryanair acaba de anunciar la creación de nuevas bases en Hamburgo,Nuremberg Stuttgart y Colonia
Lo que afectará directamente a Lufthansa y Eurorwings. En esta nueva singladura de Ryanair podría costarle muy caro a Eurowings porque tendría que bajar sus tarifas más de un cincuenta por ciento. Ryanair tiene sus esperanzas puestas en acuerdos con otras compañías de low-cost, Ryanair se encuentra en conversaciones con Norwegian Air Shuttle, eso permitiría a esta compañía alcanzar el otro lado del atlántico y Norwegian podría conseguir alimentar sus vuelos tanto de corto alcance como de largo,la idea es alimentar las operaciones de larga distancia de Norwegian desde aeropuertos como Gatwick o Barcelona . En los próximos cinco años es inevitable que las low_cost alimenten a las compañías de largo radio como Air France o Lufthansa, al igual que en su caso hace Vueling al alimentar las rutas de BA .
Ante esta tesitura es muy probable que Ryanair o Easy Jet alimenten de trafico a Air France o Lufthansa en Alemania o Francia, a pesar de las malas relaciones entre las grandes empresas aereas y las de low_cost. Creo sinceramente que es a lo que estas compañías de bandera están abocadas en el futuro porque hacen dinero en la larga distancia y pierden dinero en la corta, he sido en algunas situaciones  o momentos crítico con Oleary o Willy Walsh el CEO de IAG, o con Norwegian, pero hay que rendirse a la evidencia y no podemos cambiar las cartas que nos han repartido, solo nos queda jugar la mano y esto es lo que hacen las Low Cost.
Tanto O´leary como Willy, han tenido un antagonismo absoluto en el pasado, pero es cierto que los dos son unos tiburones en el trasporte aéreo europeo.
Puede que alguien no crea que esto es posible porque las grandes compañías tiene sus sindicatos,de momento solo Walsh, ha sido capaz de obtener el compromiso de Iberia e Iberia Exprés para sortear este problema mucho tendrán que decir los sindicatos de Air France y Lufthansa para no permitir que esto pueda suceder y con ello intentar desarrollar sus compañías de bajo coste como Transavia o Eurowings, pero la resegmentación del sector está en marcha quieran o no los sindicatos o les guste o no a las tres grandes compañías aéreas Europeas.
Puede parecer una locura, pero la distancia entre la locura y el genio, se mide solamente por el éxito y tanto O´leary, Walsh, o Bjorn Kjos, nos están demostrando que de momento son unos locos o genios del sector aereo, mientras los españoles contemplamos la situación con los ojos cerrados como siempre. TOMAS CANO

Anuncios