Por más que cierro mis ojos e intentó borrar la imagen de la niña que se abrazo a los pies del Papa Francisco, en su reciente visita a LESBOS Solo me atrevo a decir en los días malos no bajes a un hombre mujer o niño de tus hombros . La fe como dijo Kierkegard, es la pasión por lo posible y la esperanza es el acompañante inseparable de la fe.Palabras solo palabras pero la cara de esa niña no deja de recordarme la cara de mis hijas, de todas y cada una de ellas ver la imagen cerrar después los ojos y veréis el rostro de vuestros seres más queridos

Anuncios