Leyendo hace años a Leonardo Castellani, encontré este verso que no he podido olvidar.

“Yo le he dado a la muerte una cita
Y estoy segurísimo de que ella acudirá
¿Estará muy lejos o estará cerquita o a medio camino? No se; más que vendrá?
¿Vendrá una mañana de la estación nueva
O en noche de invierno, que haya viento y lluvia?
¿Vendrá en el desierto, vendrá en el boscaje. En la celda limpia o en el hospital, o en la travesía de un pais salvaje, o cuando se inclina la cabeza cana hacia el ataúd
¿Vendra por la noche o por la mañana?.
Como quiera que venga es mi hermana . Y yo la conozco, no me asustaré
Me trae en su mano, seca y perentoria la llave con forma de cruz de la gloria.
Vendrá, eso es seguro, es fatal.

Anuncios