LA MUERTE DEL AIRBUS 380

Interesante oir las palabras del profesor Jalal Haidar, de la Universidad de Denver, en su World Aviation Forum
El gran elefante blanco y su fabricante Airbus Industries, EADS, y los gobiernos que continúan subsidiando su producción ya no pueden justificar su continuidad a expensas de los contribuyentes europeos.

Comercialmente, el A380 en fase terminal se ha convertido en un símbolo de la peor pesadilla de muchas líneas aéreas incluyendo el hecho de que esa capacidad tan grande no les queda más remedio o mejor dicho les obliga a tener que hacer dumping, su consumo excesivo de combustible y los altos costos de operación. Los tres factores son suficientes como para quebrar cualquier línea aérea. Igualmente importante, los viajeros no necesitan volar en condominios, durante el vuelo no necesitan mayordomos, spas y bares abiertos. En una industria muy competitiva y feroz, las compañías aéreas necesitan más aviones de bajo consumo de combustible, con un menor número de motores y menos espacio de estacionamiento y costes económicos para hacer frente a los recursos de asistencia en tierra.

Las realidades de este Super Jumbo y sus números:

El desarrollo del A380 de Airbus Industries costó cerca de $ 30 mil millones. Con base en el número de aviones fabricados, ordenados, los pedidos entregados y cancelados, será imposible para Airbus poder recuperar sus costes de desarrollo. Por otra parte, Airbus es cada vez más , pesimista con el nivel actual de ventas anuales que esperaba que estuviera muy cerca o algo por debajo de 20 aviones hasta 2017, pero podría ser menor si más clientes optan por cancelar sus pedidos existentes. Un ejemplo claro esta en Emirates con más de 78 aviones A380 en su flota y esperado llegar a más de 140 unidades sujeto al tiempo de entrega de su pedido completo, Emirates Airlines que sigue siendo el principal cliente y usuario de este tipo de avión empieza a tener ciertas dudas . Emirates basada en Dubai, ha tratado sin éxito, de extender la vida del A380, sus ejecutivos trataron de persuadir a Airbus para desarrollar una versión A380 neo. Sin embargo, Emirates se ha dado cuenta de que incluso si Airbus se mueve hacia adelante para satisfacer sus deseos para una versión más eficiente, un cliente no es suficiente para mantener en servicio esta aeronave. Hay que destacar especialmente el caso de Emirates que reportó una caída en sus ventas anuales por primera vez en 11 años, además de una disminución en su coeficiente de ocupación de 3,5 puntos al 76% lo que significa que su flota de A380 no está cumpliendo con sus expectativas en cuanto a capacidad. Emirates recientemente ha firmado una orden de 150 Boeing 777-9X y esta orden de compra es una indicación de que la línea aérea tiene que afrontar la realidad y poner en marcha un plan B para eliminar gradualmente el A380.

No hay duda de que el A380 es una creación maravillosa de tecnología y confort. Pero además de un valor comercial cuestionable, la aeronave ayudó con su capacidad de asientos a descargar en ciertos mercados la demanda que era superior a las plazas. Uno puede hacer maravillas y comparar maravillas en la aviación comercial ya que lo admite todo, menos cuando afecta directamente: la realidad numérica. Esto hace que el A380 en cuanto a a la realidad numérica está siendo un fiasco, tanto para el constructor como los operadores.

Anuncios