Hay momentos en la vida sobre todo con el transcurso de los años, que uno repasa con nostalgia, lo que ha sido solo un suspiro pues, la vda no es más que, que eso un suspiro.
Hay gentes que se les hace larga y tediosa, para mi un breve espacio de tiempo dónde he vivdo momentos de gran intensidad. Uno analiza con humildad su propia vida y llega a la conclusión de que la vida, esta llena de momentos inolvidables y otros olvidables.
Para conocer si tu vida a merecido la pena es importante valorar, valorar y poner un una balanza los amigos y enemigos que has tenido, cuantos más enemigos te das cuenta, que mayor han sido los riesgos que has tomado, tanto a nivel personal como profesional.
Soy un hombre afortunado porque mi vida profesional ha merecido la pena, he conseguido tener pocos amigos y grandes enemigos, cuanto peor hablan de ti mejor, sin tus enemigos no serías nadie, los enemigos te ayudan a tener leyenda y aunque algunas veces no te guste lo que dicen de ti, nada hubiera sido posible sin ellos. La gente tiene que hablar aunque sea mal si todos hablan bien es que algo en tu vida has hecho mal.
El silencio de estos años ha sido importante para poder vivir, porque a veces has tenido a tu lado personas, que te han acompañado, pero no hacían más que incomprensiblemente molestar tu silencio.
El mayor error que uno puede cometer en esta vida, es no ser consciente de no haber cometido ninguno.

La experiencia de la vida es una maestra muy dura, porque ella es la primera prueba, la lección de la experiencia llega más tarde como me ocurre ahora,
Siempre he pensado que la lucha por el éxito, sin el trabajo duro, es como tratar de cosechar dónde no has sembrado,

Anuncios