Murieron ya los aviadores. Aviador no significa que todos los pilotos puedan usar esa palabra para definirse a sí mismos, hay pilotos y hay aviadores. Ser aviador es una filosofía de la vida personal y profesional, Richard Bach, es un aviador, y como el Antoine de Saint Exupery. El resto se gana la vida con la profesión de piloto. No esperes nada de ellos , yo nunca he esperado nada de ellos. En cambio espera lo inesperado de un aviador o aviadora, no podemos olvidarlas. No han muerto, simplemente hay más pilotos que aviadores. Es bueno o malo, la diferencia entre ellos es el concepto que tienen de su profesión. Yo me quedo con la grandeza humana de un aviador, el resto no son más que gente que se gana la vida de forma digna, como cualquier otro profesional de cualquier otro sector industrial. El aviador deja tras de sí Ilusiones, El Principito, el Instante Decisivo , historias para la posteridad para niños y menos jóvenes para que comprendan lo que hay detrás de un aviador. Ética, dignidad, amor, y una doctrina que abarca el mundo, gracias a ellos hemos sido capaces de acercar el mundo en minutos en horas, y somos capaces de estar más cerca de nuestros seres queridos, o simplemente cerrar un negocio. El aviador ha hecho mucho por muchos y el problema, es que quedan pocos.

Anuncios