Escribo hoy en relación a los aviadores de nuevo, y porqué no decirlo, de los directores de operaciones aviadores. Personajes que no abundan mucho y en mi caso particular, he conocido sólo a uno de forma cercana y profesional. Era José María Llodra, que nos dejó hace años y al que no puedo olvidar. Algunos dicen, que era un Director de operaciones magnífico,porque jugaba con el dinero de otros. ?Por qué, en este sector hay tanta gente con orejeras de burro?. Mal que le pese a muchos, ha sido el mejor Director que he conocido y he tenido el Honor de traba ajar con el, tenía la virtud de saber tratar a los pilotos y a los aviadores, y tenerlos claramente diferenciados. El día de su muerte, cuando me acerque a Bon Sosec, a presentarle mis respetos a su familia, en esa sala, había. Algunos aviadores y faltaban muchos pilotos, que él había ayudado, protegido y ascendido. De todas las peripecias que he pasado por el sector aéreo a nivel personal, me quedo con la tremenda soledad de un hombre muerto, que tanto había hecho por la aviación frente a los que no tenían tiempo de hacer acto de presencia, porque, el Porsche se les había roto o las rayban  se les habían perdido. Ese día, disculpando a los  que no podían estar porque estaba lejos pero a su vez cerca de él, para mí a nivel personal, fue  la ruptura del cordón que me unía al Sector del Transporte Aéreo Espanol.

Anuncios