Que es la vida no más que una vela .Que se enciende cuando nacemos y se apaga, con rapidez, como las velas que encendemos en casa en ocasiones. La vida como la luz de  la vela nos quema por dentro, hasta que la llama desaparece para dejar un humeante olor a cera. Nos pasamos además en un duermevela, parte de nuestra vida, ávidos de cosas , de poder, dinero, a veces cargados de odio . Nos da miedo vivir en cambio tememos aún más a la muerte, cuando en realidad , la muerte nos enseña la vida, nos enseña que no somos más que una vela encendida, que por muy grueso que sea su diámetro, soberbia y alta nos parezca, se apaga y solo resta el perfume de su cera, pero solo por unos breves momentos, desapareciendo para siempre ,  olvidando todos el hecho de que un día estuvo encendida

Anuncios