Empecinarse puede traer consecuencias lamentables para aquellos que no dejan de quitarle los ojos al mercado latinoamericano.
Iberia esta haciendo una gran labor comercial y de marketing, en ese continente y no hay que descartar códigos compartidos y feeders de las compañías como Taca, Gol,Copa y así sucesivamente
Dónde antes había un nicho de mercado ahora cada vez es más estrecho Air Comet, Aerosur ya desaparecidas y otras compañías sin la capacidad de flota de Ibería tenían su nicho que les permitía mantener una pequeña cantidad de aviones dedicada a los vuelos de larga distancia.
Empecinarse en volar dónde vuelan los grandes ya sea Iberia o en su caso a otro nivel Air Europa, es de una falta de visión estratégica considerable. Siempre he mantenido que es mejor la cooperación que la confrontación en el transporte aéreo y una confrontación con los grandes es dirigirse con rumbo errático al abismo.
Cualquier proyecto en nuestro País que se base en la larga distancia a Sudamérica, con resultados económicos rentables es una utopía.
En mi modesta opinión” miramos a la ventana cuando tenemos una puerta”; Que no es otrs que la búsqueda de nuevos mercados con riesgos más fáciles de asumir, por lo menos en teoría.
Africa es un continente olvidado, no todos los destinos nos valen básicamente por que muchos tienen una gran inestabilidad política, Asia debe ser examinada con cierto interés sin olvidar los riesgos, pero tampoco podemos olvidar los potenciales códigos compartidos que puedan aparecer.
Nunca en los años que llevo en aviación había visto una gestión tan acertada y rápida por parte de Iberia, pelear con ellos en el mercado del continente americano del sur es una temeridad.
Por último nos queda Estados Unidos y Canadá, dónde a pesar de la competencia feroz, quedan ciertos nichos de mercado en base a precio que se deberían estudiar con detenimiento.
La aviación comercial, esta siempre en una lucha feroz y cruel, siendo algunas veces injusto el resultado, pero fijense en el caso Norwegian, han apoostado por vuelos de bajo coste de larga distancia y estoy convencido que a pesar de esa lucha nada fácil alcanzarán sus objetivos.
En cien años de historia de la aviación , el transporte aéreo se ha convertido en la primera actividad económica mundial. Sus tres grandes contribuciones son: 8% del PIB mundial, contribuir en un 25% al comercio mundial, y producir treinta millones de puestos de trabajo directos. El efecto de arrastre que provoca en otros sectores es de una inversión total del 325%, la suya y generando seis puestos de trabajo externos por cada uno propio.
Merece la pena discutir dentro de las pequeñas empresaas aéreas la conveniecia de luchar contra los grandes, por que antes era más fácil ya que reaccionaban más lentamente hoy sus ejecutivos, son rápidos y sus movimientos también.

Anuncios