Doce años después de que Boeing dejara de construir en su cadena de montaje el Boeing 757, sigue siendo popular entre las aerolíneas estadounidense y yo diría que de todo el mundo.

American, Delta y United todavía operan grandes flotas de esta aeronave.

Aunque muchos de los aviones están operando con 25 años de servicio en sus fuselajes o espaldas , las aerolíneas siguen confiando en sus 757s. Por ejemplo, Delta, que ha invertido mucho dinero en una flota de nuevos aviones, recientemente ha  reformando las cabinas de sus 757 prefiere el envejecimiento en lugar de reemplazarlos con nuevos aviones.

¿Por qué las lineas aéreas le son tan leales?. El 757 es un gran avión todavía hoy.

No se puede negar el 757 es un avión de edad que fue diseñado a finales de 1970, pero la versatilidad del avión es notable y sin precedentes. Es rentable tanto en corta distancia, así como en las rutas transatlánticas, o de larga distancia

Durante su vida útil de producción, el 757 fue siempre una casta de rareza única – un Bimotor configurado en diferentes clases. Es más grande y ofrece mayor alcance que los aviones de fuselaje estrecho, pero más pequeño y más barato de operar que un avión de fuselaje ancho.
El 757 puede despegar y estar fuera abandonando la pista y alcanzar 4.000 pies rápidamente. Y con una velocidad de menos de 140 nudos. Sin embargo, con el Boeing 737 durante el despegue, el avión no despega hasta haber alcanzado los 160 nudos y utiliza mucha más pista.

Por otra parte, el 757 puede subir cómodamente directamente a su altitud de crucero. Por otro lado, el Boeing 737 requiere un procedimiento de ascenso algo más lento.
Indiscutiblemente, el 757 tiene también sus cosas negativas, como una cabina muy antigua, comparada con los nuevos aviones en el mercado, una capacidad en cabina que hace que los pasajeros tarden más en abandonar el avión, e inexplicablemente es un avión que deja una estela de turbulencia a su paso que a veces ha sido  mayor a la que deja un Boeing 747.
Yo personalmente, que tuve la suerte de inaugurar los vuelos de larga distancia en este País entre los años 1985 y 1990 con este avión tengo un recuerdo imborrable, no solo técnico, sino también económico.

Anuncios