TARJETA VISITA SR TAIBO

Aunque diga que no estuvo si estubo

Son palabras del CEO de American Airlines, que en su día dijo, como también lo hizo Sir Freddy Laker cuando comento que había que “Sue the Bastards”. Que lo habían llevado a la quiebra.
Que tiene la aviación que grandes personajes puedan llegar a calificar la aviación de un negocio sucio.
Pues tienen razón y la han tenido aunque alguno ya no este entre nosotros.
La aviación ha conseguido un gran hito en la seguridad, gracias a los fabricantes de aviones, pilotos y un largo y extenso numero de personas que están muchas veces detrás del telón de lo que ven los pasajeros.

Pero hoy business es business, todo circula alrededor de los números y su rentabilidad.
Cada día hay tripulaciones más cansadas y peor pagadas o en condiciones de contratos, que se formalizan en base a los costes. Todo es negocio. Pero no solo pilotos, vean en que situación estan el personal de tierra ya sea cargando maletas o atendiendole en el aeropuerto y dándole su tarjeta de embarque, sus condiciones laborales son lamentables.
La desaparición de compañías aéreas, en muchos casos no es más que una ambición desmedida de los propios consejos de administración.
Los CEO, cometen errores como todo ser humano pero su lucha por mantener la batalla diaria contra la competencia, se ve muchas veces entorpecida por sus propios consejos de administración que quieren más.
Recuerdo con meridiana claridad en una compañía aérea que estuve dirigiendo que en un consejo se me solicito que del beneficio que se había conseguido ese año se repartiera el mismo entre los consejeros, cuando manifesté, que no podíamos continuar en esa linea uno de los consejeros se levanto me golpeo en el pecho y llegó a romper con el golpe el respaldo de la silla en la que me hallaba sentado.

Aunque el ciudadano medio considere los viajes en avión como una parte más de su rutina, ya casi tan habitual como viajar en autobús o en tren, la responsabilidad de pilotos y controladores aéreos sigue siendo la misma.
Muchos de los que se han ido dejando caer a sus empresas, se fueron con los bolsillos llenos y siguen ahí, como me decía uno recientemente “viviendo la vida y disfrutando de ella”
Yo creo que los que tiene como lema “todo es negocio”, es gente que de pequeños, siendo niños jamás fueron acariciados.
Mientras unos se han ido de rositas, otros hemos pagado un precio muy alto por haber estado en primera linea.
Definitivamente este negocio en los últimos quince años esta podrido y sucio.

Anuncios