En la antigua Persia, los funcionarios cercanos al rey, eran llamados por el pueblo el “Ojo del Rey”. ya que el Rey no podia alcanzar todo el imperio esos personajes le comunicaban lo que ocurría en el mismo.

La aviación en nuestro país y sus compañías que operan desde ella tienen muchos “ojos del rey”.

Los comandantes están asustados, tienen miedo porque cualquier empleado ya sea de tierra o de su propia tripulación puede denunciar a los descerebrados reyes que las gestionan lo que hace cualquier empleado.O las decisiones que toman sus pilotos.

Me contaban hace unos días que el jefe de producción de una low cost, ante las quejas de sus pilotos del trato de su unidad de instrucción hacia los pilotos en los entrenamientos dados por sus TRI/TRE, dónde con un poder mal entendido aplican con crueldad un trato inaceptable a sus propios compañeros.

El jefe de producción pregunto a uno de esos pilotos, ¿ Bueno eso es como cuando yo suspendia una asignatura en la Universidad?; a lo que uno de los pilotos le contesto¡ no nosotros ya pasamos por la unversidad esto no es un examen es Instrucción, enseñar, no putear.¡

La aviación es cruel, la tensión en las compañías aéreas es cada vez mas alta entre precisamente los colectivos más sensibles y que juegan con las vidas de las personas, mientras sus gestores ponen más tensión para romper a los colectivos de tripulantes lo más alta posible dividiendoles de forma que su cohesión este totalmente rota con el beneplacito de todos los que gestionan desde arriba hasta entre los propios pilotos o TCPs, hacer la vida cada día más dificil a estos colectivos tan sensibles se ha convertido en la manera de canalizar sobre ellos el odio que se irradia desde los puestos de poder.

Hay un peligro en esta situación es que un día el “ojo del rey”, quede ciego porque haya perdido el control absoluto.

Anuncios