EL MONOPOLIO DE COPA

Copa Airlines, con su low cost Wingo, quieren el monopolio de Hispanoamérica a toda costa.
Leo con inusitado interés las manifestaciones del Sr. Pedro Hellbron, que pilota la linea aérea y no he dejado de reír al ver sus declaraciones en las que manifiesta desde la más absoluta prepotencia que la segunda terminal que se esta construyendo en el aeropuerto de Tocumen, son para COPA, vamos que no le vale una que las quiere todas.
Copa es una empresa que merece respeto, pero como todas, ya sea Volaris, Avianca, VivaColombia, Tam, Gol, Air Panamá en fin todos los operadores de ese Continente.
El Sr Hellbron, como responsable de Copa lo quiere todo, pero todo en la vida no puede ser.
Es digno de resaltar el concepto de feeder y su impresionante Hub en Tocumen, enlazando Hispanoamérica y Estados Unidos.
Copa me recuerda en los años 80 a Iberia salvando las distancias, ellos eran dueños de todo y todos en el sector privado español tuvimos que afrontar no solo los inconvenientes, las afrontas y un largo camino hasta que se llegó a imponer el sentido común y pasamos de un enfrentamiento feroz a “.Es mejor la cooperación que la confrontación”.
No creo que la dirección de Copa, tenga en estos momentos ese sentido común, sino todo lo contrario, su lucha cruel y feroz contra todo lo que le molesta o simplemente le pueda molestar debe ser barrido del mapa.
Se equivocan en COPA, es mejor cooperar que confrontar con aerolíneas que no le molestan o son competencia directa, esta es mi reflexión, si no molesta porque matar a la competencia, competencia que en algunos casos operan en aeropuertos secundarios y terciarios, pero son tan rebuscados, que hasta ese punto llega la prepotencia del monopolio, que hay que eliminar la competencia aunque no sea directa.
Copa tiene mi respeto, pero no mi comprensión, no entiendo políticas de eliminación sino de creación de riqueza para un Continente como el suyo, en la que muchos jugadores ayudan a crearla, pero si eliminas a los jugadores la partida se termina y terminan también ellos convirtiendo en una bufonada aquello por lo que luchan.
Los operadores europeos en la búsqueda de Eldorado, tienen obsesión en colaborar con COPA, para que puedan operar en feeder, y no se dan cuenta de que esta aerolínea les dará las sillas o asientos que quieran en cada vuelo, y se están poniendo ellos mismos los grandes operadores europeos en manos de una compañía como COPA, que puede ayudarles a crecer en la búsqueda de Eldorado o simplemente limitarles ese crecimiento.
Los operadores europeos deberían reflexionar sobre este tema y buscar otras alternativas, que las hay y que con su ayuda pueden. o podrán crecer de una forma más natural. A mi personalmente si fuera Directivo de una linea aérea europea, no me agradaría estar en manos en mis vuelos de larga distancia, de una compañía que ejerce el monopolio y destruye lo que molesta sea de Hispanoamérica o de Europa.

Anuncios