El 20 de Marzo de 1984, El País publicaba esta noticia, a mi me tocó como responsable de la Base de Tenerife despachar este vuelo en el que estuvimos involucrados muchos compañeros, a los que sigo guardando un enorme cariño Como José Miguel Reina, Félix Martínez, Juan Murciano Víctor Siverio o Domingo Díaz.

La noticia en si, no tuvo más transcendencia pero esa maniobra fue ejecutada por dos grandes profesionales Como los Hermanos Valverde, Manolo, y Fernando. Ya no están en activo no han hecho ni hicieron cuando se retiraron vídeos de su último vuelo siempre fueron unos “Caballeros del Aire”; Y tampoco en aquella época estaban de moda las redes sociales.

Desde estas lineas quiero enviar a todos los que participamos en este “incidente”; mi afecto y gratitud y a los hermanos Valverde que evitaron la muerte de personas a bordo de su avión ; mi profunda admiración cariño y respeto, y la satisfacción de que años después estuvieran conmigo en Air Europa, siendo un ejemplo para todos.

“Un avión Convair Coronado 990 de la compañía aérea Spantax realizó a las cuatro de la tarde -hora canaria- de ayer un aterrizaje de emergencia, con éxito, en el aeropuerto de Gando (Gran Canaria). La maniobra se hizo sobre la pata derecha del tren principal del avión, al fallar la otra, y fue considerada como ejemplar por las autoridades de aviación, que permanecieron expectantes durante el desarrollo de la misma. Los 51 pasajeros que viajaban a bordo del avión en el vuelo B X 815 resultaron ilesos, al igual que los 7 miembros de la tripulación.

La nave de Spantax había despegado con toda normalidad, desde el propio aeropuerto de Gando, con destino al aeropuerto Reina Sofía, de Tenerife, para desde allí continuar hasta Sevilla, final del trayecto. Cuando se hallaba en la vertical del aeropuerto tinerfeño, el comandante del avión, Manuel Valverde, comprobó que la pata izquierda del tren principal no se abría.A partir de ese momento intentó subsanar la deficiencia agotando todos los métodos técnicos manuales, pero al no lograrlo decidió regresar a Gando cuyo aeropuerto “conoce al dedillo”, según declaró su director, Andrés Calvo. En esta decisión también influyó el hecho de que en Gran Canaria se encuentra la base de reparaciones de Spantax. Según la nota oficial de esta compañía, el comandante Valverde -que tiene 11.000 horas de vuelo-, optó por volver a Gando “por razones de mayor seguridad”. El avión aterrizó a las 16.02 horas, y en el viaje de retorno desalojó unos 12.000 litros de combustible.

Sobre espuma

Mientras, en Gando, a petición del piloto, se extendía sobre la pista una capa de espuma (mezcla de tutógeno y agua), a partir de los 800 metros del punto de contacto. “Hacia las 14.35 horas tuve noticias de lo que ocurría. Se dio la alarma y puse en marcha el plan de emergencia previsto para este caso. Todo estuvo listo en cinco minutos”, declaró el director del aeropuerto.El comandante de la nave, a quien acompañaba su hermano Fernando, también comandante, posó el avión sobre el colchón de espuma, en un alarde de pericia, apoyándose sobre la pata derecha del tren principal, que es la forma más limpia, logrando una operación impecable. “Prueba de ello es que el avión sólo presenta algún desperfecto en la turbina número 4. Su panza no sufrió ningún daño. Siempre he creído que los aeropuertos españoles ofrecen un nivel de calidad técnica de primera fila mundial”, agregó Andrés Calvo.

El modelo de avión Convair Coronado fue construido en los años 60 y está actualmente retirado del servicio.

Anuncios