Tiene acaso alguien en este país, respuesta a la pregunta que se hacía Charles Darwin, de por qué España, cayó en una terrible decandencia, tras dominar medio mundo, su respuesta fue “La Santa Inquisición”. Dos investigadores del siglo pasado contempóraneos de Darwin, hicieron una curiosa afirmación: Si se puebla una aldea con cien irlandeses, ( perdón por lo de irlandeses ); como decía irlandeses estupidos, analfabetos, borrachos y zafios.. Y con cien ingleses, cultos, bien educados y sobrios, (bueno, casi sobrios) , varias generaciones después, habrá varios miles de zafios y ni un solo gentleman.
Yo comparto la opinión de Herodato, que advertía sobre que los dioses, truncan todo aquello que destaca, por eso caen abatidos por los rayos los árboles más altos y los animales de mayor tamaño, salvándose los más pequeños.
Cuenta la historía que Peliandro, tirano de Corinto,envió un mensajero a preguntar a Trasíbulo feroz señor de Mileto, como se gobernaba una ciudad. Trasíbulo condujo al mensajero a un campo sembrado, y cada vez que veía una espiga que sobrepasaba en altura a las demás, la cortaba y la tiraba, hasta que terminó con la parte mejor de la cosecha. Periandro comprendió y dio muerte a los mejores hombres de Corinto.
En resumen y como explica muy bien el escritor Pino Aprile; “El poder de una organización social humana es tanto más fuerte cuanto mayor es la cantidad de inteligencia que se consigue destruir”.
Yo he vivido en primera persona la destrucción en el sector aéreo, dónde he trabajado treinta años,  la realidad de esta opinión, y llego también a la conclusión de que en la selección natural y cultural de la especie humana, siempre prevalece lo peor, si lo peor es más útil.

Anuncios