Hoy en día la humanidad parece que ha nacido para encontrar los errores, el desacierto o los defectos en sus semejantes. Cuando el ser humano observa la figura del mítico y legendario Aquiles, solo ven su talón

Anuncios