No hagan caso, de lo que los grandes charlatanes les digan, les reciten, parlotear, y anunciar.

.¿Qué es la vida? Un frenesí.
¿Qué es la vida? Una ilusión,
una sombra, una ficción,
y el mayor bien es pequeño;
que toda la vida es sueño,
y los sueños, sueños son. (Pedro Calderón de la Barca)
La concepción de la vida como un sueño, es muy antigua, existen pensamientos en el mundo . hindú, persa, budista griego o judeocristiano.
Es solo un “Tópico Literario”: o lo que es lo msimo un tópico vulgar, manido y repetido.
El sueño; es un proyecto, un deseo, una aspiración, un anhelo, una fantasía, una utopía, o simplemente una quimera.

olvidense de los Coach, expertos en liderazgo, hombres que necesitan aparentar que son sabios y  que solo ellos  están en posesión del secreto de la vida. Pero lo cierto es necesitan garnarse la vida.” Homo homini lupus est.”
Platón dijo que el hombre vive en un mundo de sueños, cautivo en una cueva; de la que sólo podrá librarse haciendo el bien. Pero yo no lo creo, prefiero parafrasear las palabras de Pedro Bonifacio.
Si te postran diez veces, te levantas
otras diez, otras cien, otras quinientas:
no han de ser tus caídas tan violentas
ni tampoco, por ley, han de ser tantas.

Con el hambre genial con que las plantas
asimilan el humus avarientas,
deglutiendo el rencor de las afrentas
se formaron los santos y las santas.

Obsecación asnal, para ser fuerte,
nada más necesita la criatura
y en cualquier infeliz se me figura
que se mellan los garfios de la suerte…

¡Todos los incurables tienen cura
cinco minutos antes de su muerte!

No te des por vencido, ni aún vencido,
no te sientas esclavo, ni aún esclavo;
trémulo de pavor, piénsate bravo,
y acomete feroz, ya mal herido.

Ten el tesón del clavo enmohecido
que ya viejo y ruin, vuelve a ser clavo,
no la cobarde estupidez del pavo
que amaina su plumaje al primer ruido.

Procede como Dios que nunca llora;
o como Lucifer, que nunca reza;
o como el robledal, cuya grandeza
necesita del agua y no la implora…

¡Que muerda y vocifere vengadora,
ya rodando en el polvo, tu cabeza!
Los que viertan sus lágrimas amantes
sobre las penas que no son sus penas;
los que olvidan el son de sus cadenas
para limar las de los otros antes;

los que van por el mundo delirantes
repartiendo su amor a manos llenas,
caen, bajo el peso de sus obras buenas,
sucios, enfermos, trágicos, sobrantes.

¡Ah! Nunca quieras remediar entuertos;
nunca sigas impulsos compasivos;
ten los garfios del Odio siempre activos
y los ojos del juez siempre despiertos…

¡y al hecharte en la caja de los muertos,
menosprecia los llantos de los vivos!

Esta vida mendaz es un estrado
donde todo es estólido y fingido,
donde cada anfitrión guarda escondido
su verdadero ser tras el tocado:

No digas tu verdad ni al más amado,
no demuestres temor ni al más temido,
no creas que jamás te hayan querido
por más besos de amor que te hayan dado.

Mira cómo la nieve se deslíe
sin una queja de su labio yerto,
cómo ansía las nubes el desierto
sin que a ninguno su ansiedad confíe:

Maldice de los hombres, pero ríe;
vive la vida plena, pero muerto.

Anuncios