EL NIÑO

@font-face { font-family: “Cambria”; }p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal { margin: 0cm 0cm 0.0001pt; font-size: 12pt; font-family: “Times New Roman”; }div.Section1 { page: Section1; }

EL NIÑO

Aquel niño, hoy  hombre esta sentado en su pequeña biblioteca rodeado de sus libros  y recuerda en el ocaso de su vida, cuando leía a Tintín y sus aventuras , como Objetivo La Luna, o La oreja Rota, La Isla Negra.  Todos los jueves, un sacerdote del orfanato les abría las puertas a esas aventuras, que de alguna manera le formaron y le permitían evadirse del riguroso régimen disciplinario que allí existía.

Desde los cinco hasta los catorce años, leía y releía esas aventuras hasta conocerlas  y vivirlas como si el fuera uno más de los personajes de aquellas épicas historias.

Lo cierto es que marcaron, su vida se apoderó de él una vocación tenaz por la aventura. Durante unas vacaciones fue  hasta la capital en un avión DC 7, y aquello lo marcó, para siempre, se unió su vocación de aventura con algo que  le fascinó el avión.

Por la eduación que recibía, estaba muy predispuesto al sacerdocio, pero de repente y después de ese viaje decidió que dedicaría su vida a la aviación.

Cuando , hablo de dedicar su vida a la aviación, hay que poner en contexto la situación, su vida en aquellos momentos no era más que un circulo cerrado del hospicio y sus aventuras junto a Tintín, salir de ese circulo iba a ser muy difícil y lo fue.

El mundo no es sólo perverso, cuando somos mayores, lo es también cuando uno es niño,  La vida es difícil desde el momento en que conseguimos llegar a tener uso de razón, y si te faltan los padres más aún.

Hoy el hombre sentado junto a sus libros mira los recuerdos, con nostalgia, su primera calificación de piloto alumno y la de piloto comercial, recuerda con nostalgia los amigos perdidos simplemente porque se fueron antes y lo que es más difícil de llevar aquellos en los que la propia vida, nos ha alejado simplemente, porque en la vida hay demasiadas esquinas , con las que solemos golpearnos y se producen  desgarros en ellas mismas y en nosotros que nos vamos dejando la piel y los amigos. A veces uno  intenta arreglar esas esquinas pero ya no tiene solución, y  de esta forma, llegas al ocaso de tu vida, recordando aquellos que siguen hoy contigo, pero se quedaron en una de esas esquinas traidoras.

El ocaso de la vida te hace revisar muchas cosas, el hombre coge su libro de vuelo y ve sus veinte mil y pico horas de vuelo, es un número que indica mucho profesionalmente, pero ahora ya no le dicen nada.

Recuerda sus viajes por el mundo y el mundo le parece pequeño, se le ha quedado reducido a su pequeño habitáculo dónde tiene sus recuerdos y rodeado de sus libros, sus mejores amigos, nada puede ser mejor que un libro, es un amigo que espera pacientemente para ser leído y disfrutado.

Sus padres regresaron de hacer las Américas, sin mucho éxito por cierto, pudo disfrutar de ellos durante su vejez.

De repente se da cuenta de que su vida, ha sido una vida feliz porque ha  visto cumplir  sus sueños. Ha hecho viajes fascinantes como los de Tintín, ha tenido experiencias de verdadero aventurero, a conocido a gentes de otros lugares.

El hombre sonríe, pensando en todo ello y se dice a si mismo  que la vida no lo ha tratado tan mal. Y piensa que cuando lo echen en la caja de los muertos, menospreciará el llanto fingido de los vivos y no olvidará los llantos de los que le quisieron de verdad, con amor.

Amor algo que desde que somos niños se nos inculca y que somos tan reacios a darlo o mostrarlo a los demás, a pesar de todo piensa que el seguirá amando incluso a aquellos que se  quedaron en alguna esquina de su vida y también a los  que lloren con fingidas lagrimas cuando esté camino de la larga noche, dónde el reloj ya solo contará las horas perdidas

TOMAS CANO

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s