FLOR DE HENO

@font-face { font-family: “Cambria”; }p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal { margin: 0cm 0cm 0.0001pt; font-size: 12pt; font-family: “Times New Roman”; }div.Section1 { page: Section1; }

FLOR DE HENO

Cuando el viento deja de golpearte con sus olas invisibles, te relajas y tu pasión por volar aumenta, como aumentan los latidos del corazón cuando el viento te lleva dónde el quiere. No se para, nunca, porque lo  que desea es  herirte y si puede te destruye, tal es su naturaleza.

Sudando, con la frente perlada de sudor el piloto se da cuenta de que su valor, no importa a nadie solo el lo limpia con la manga de su camisa.

¿Dónde esta la Gloria’, en hacer esto, la gloria es “Flor de Heno”.

¿Porqué le he puesto tanto coraje y valor si no hay gloria?, no ,no la hay,  no la esperes , solo los que escriben la historia sentados en cómodos sillones,  alguna vez la alcanzan, tal vez porque la desprecian o porque la buscan ya que nunca han visto su frente perlada de sudor, entre el miedo y la angustia.

El avión cargado de medicinas y alimentos se dirige a una misión salesiana, allí dónde el mundo no es mundo y la oscuridad acecha al que vive en esas regiones, .

El hombre aterriza, se desliza por la pista siempre entre grandes sacudidas, pues la pista es de tierra hierba y fango. esperando que el cargamento, ayude a lo que él siempre pide que complemente  el  manto , que Dios extiende por las noches  y  les proteja de sus propias desgracias y enfermedades .

A lo lejos , el piloto ha visto  la pista, en medio de la jungla,  le quedaban  cinco minutos de balancearse con el viento  y con la certeza de que su sudor a valido la pena si con su cargamento hace más fácil la vida de aquellas gentes que respiran amor y fraternidad, que no entienden ni como vuela ni¿ porque? , solo que con cada viaje regresa con las bodegas llegas , su sudor habrá valido la pena, aunque cuando llegue y le pregunten, su respuesta será la de siempre,  que el camino fue bueno, como bueno es lo que llega en su  avión. Se olvida del viento, que no vio en su loca ,  carrera, ni hielo, agua o escarcha, el sabe que todo eso le espera al regreso a su casa. Aún así al despedirse , nunca deja de decir hasta mañana, cuando en algunas   ocasiones, piensa hacia sus adentros sobre todo si Dios quiere.

TOMAS CANO

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s